La noche es la mitad de la vida, y la mitad mejor. Goethe



sábado, 15 de diciembre de 2012

LA CUENTA ATRÁS...


martes, 30 de octubre de 2012

LA DÉCADA PRODIGIOSA

No, tranquilos, no voy a atormentar a nadie con referencias a aquel grupo musical de hace unos años. Me explicaré: aunque uno sea más devoto de los "diaversarios" -tal y como lo expresé hace justo tres años por aquí- , no quisiera dejar en el olvido que en este mes de octubre, mi observatorio, el OACP, cumple su primera década de vida.

 

No me extenderé demasiado, pues en aquel artículo ya desarrollé en detalle los pormenores de su construcción y de su evolución postrera. Pero, efectivamente, creo que en lo tocante a mi experiencia, ésta ha sido, sin duda, una década prodigiosa. Y lo ha sido tanto en satisfacciones personales como en producción científica. Incondicional a las estrellas dobles, las compañas de observación se han ido sucediendo inexorablemente, reavivándose al tiempo el empeño y el disfrute. Cientos de medidas reportadas desde el OACP ya forman parte del archivo histórico del WDS, amén de 32 nuevos pares descubiertos desde aquí con la siglas MRI. Todas las otras actividades de divulgación y de observación de fenómenos especiales suponen la guinda en el pastel. Pastel con un 10 muy grande colocado encima de la cúpula. Que siga la fiesta. Os dejo algunos recuerdos extraídos de mi archivo. Ad Astra.
Primer curso teórico y  práctico celebrado en el OACP el mismo año de su inauguración. Se impartió durante el curso 2002-2003 a un grupo de alumnos de primaria de 9-10 años, como actividad extraescolar promovida por el AMPA del colegio público Cristóbal Colón de Valladolid. Ahora, con 20 años cumplidos ya son todos "mayores": cómo pasa el tiempo -para todos- y qué bonito recuerdo.
 
Integrantes de Syrma-MED (Sección de Estrellas Dobles que fundé en Syrma) en una sesión de medición de dobles. De izquierda a derecha y de arriba abajo: José Antonio Manrique, Pedro Morala, el que suscribe y Laura (Laly) Santiago. Entonces usábamos el ocular astrométrico de MEADE para tal menester: la CCD aún era algo que rayaba en la ciencia ficción e inalcanzable. Corría el invierno de 2004. No obstante y paralelamente, yo ya hacía mis primeros ensayos con la TouCam y un poco más tarde con las primeras versiones de Reduc (¿recuerdas Florent?).

 Recuerdo que el verano de 2005 lo dediqué en buena parte a recalibrar mi micrómetro filar montando sobre el Newton 200 con una barlow 2X entre medias. ¡Cuántas horas pasé a pie de telescopio con el ojo pegado al ocular! Apesar de ello, creo que no llegué a terminar la tarea completamente: la webcam iba ganando terreno a la medición visual de una manera contundente e implacable.
 
La magia de la CCD llega en verano de 2006: primeras pruebas con la DSI Pro de Meade tirando a todo lo que se cruza en el camino. La primera serie de medidas de estrellas dobles a partir de imágenes CCD tomadas desde el OACP llegaría en 2007. A partir de ahí la historia ya la conocéis.

lunes, 15 de octubre de 2012

EL VERANO QUE FUE


Creo que nunca antes había dejado pasar tanto tiempo entre dos entradas: más de tres meses desde aquel lejano mes de julio recién estrenado. Los que os pasáis por aquí con frecuencia sois conocedores de que en verano me acojo a una especie de "retiro", no sé si espiritual, pero sí completamente mundano. Es la época del año en la que desconecto (o al menos lo procuro) de compromisos, relaciones y actividades más o menos públicas. Lógicamente, siempre hay imprevistos y labores de "mantenimiento" que hay que atender, pero como digo, la idea es descansar de la vorágine astronómica del resto del año, actividad que de un tiempo a esta parte es muy densa a la vez que apasionante. En este sentido, aprovecho las vacaciones veraniegas para recargar energías de cara a la "próxima temporada". Es más, prácticamente, ni siquiera hago uso de Internet durante estos meses. Pero no, mi actividad astronómica no cesa, en este lapso. Precisamente, es la época en la que realizo el grueso principal de mis observaciones anuales de estrellas dobles. De manera incondicional me rindo ante mis queridas dobles, acometiendo mi ya tradicional programa personal de observación: sí, las dobles de Stein: tengo en lista de espera otros 500 pares para medir y publicar. Uno tiene un carácter eminentemente estival: desde primavera hasta últimos de septiembre, como el ave Fénix, renazco observacionalmente y me hincho a observar en el OACP. El invierno castellano es muy largo y las noches óptimas no abundan; así pues, me aseguro trabajo para los meses malos.
Este verano me ha resultado excepcionalmente corto. Y no sé por qué. La impresión es que el tiempo me ha sobrepasado a una velocidad inusualmente acelerada. Qué cosas. Cuando he querido darme cuenta, el color de las tardes era ya más lánguido, desmayado y apagado; sin el vigor ostentado al comienzo de la estación: la luz, extenuada por dorar las mieses, poblar las huertas y madurar las uvas, ha de bajar su ritmo de actividad: son los síntomas inequívocos de la llegada de septiembre y del nuevo equinoccio.
Aunque fuera de tema, en este tiempo también he tenido ocasión de hacer un par de conciertillos para mostrar mis nuevas canciones. Parece que esta faceta dormida, aunque nunca olvidada, está reapareciendo con fuerzas renovadas. No cerraré las puertas, eso nunca, pues sería como recortar mis propias alas. Permitid que os deje un par de instantáneas.
Recital el 7 de agosto en la 32 Semana Cultural de Wamba, un pueblecito precioso y tremendamente histórico cercano a Valladolid.
 
Concierto el 5 de octubre en el Café-Bar Milano de Valladolid. Una delicia de ambiente y de público. A mi vera, mi hijo Adrián a la batería.

Amigos, estaré por aquí a menudo a partir de ahora. Ad Astra.

domingo, 1 de julio de 2012

MÁS ESTRELLAS DOBLES: BolSD Y JDSO

Acabo de darme un paseo por la Web y he comprobado con alegría que tanto los compañeros italianos como los estadounidenses también han sido puntuales: los nuevos números de BolSD y de JDSO ya están disponibles on-line.
Cuando uno echa la mirada tan solo unos años atrás, es fácil calificar el estado actual (en lo tocante al área de las estrellas dobles, por supuesto) como de explosivo. Las aportaciones de los duplicistas amateurs y el creciente e incesante número de nuevos adeptos a esta disciplina, permite alimentar sin problemas, en armoniosa coexistencia, un número de publicaciones específicas nunca visto hasta la fecha.  Y eso es bueno, muy bueno. Ojalá, que nacieran más publicaciones regulares devotas de las estrellas dobles publicando en otras lenguas. A mayor número de opciones más potenciales trabajos podrán ser publicados y divulgados. Estoy seguro de que los responsables de la gestión del catálogo WDS estarán encantados de tener más y más trabajo procedente de estos medios.
Felicitaciones a mis colegas Micello y Adigrat por ese espléndido número 2 de Il Bollettino, lleno de contenidos tremendamente interesantes. Los editores de OED estamos muy agradecidos por los comentarios de agradecimiento hacia nosotros que hemos leído en el Editorial de BolSD2. Es cierto que prestamos nuestro apoyo en lo que pudimos en el arranque de Il Bollettino delle Stelle Doppie, pero como coeditor de OED -y sé bien de lo que hablo- es lícito felicitar a Giuseppe Micello y Antonio Adigrat por su esfuerzo, dedicación, empeño y buen hacer. La prueba es que BolSD es una realidad y mi deseo es que esta publicación hermana coseche éxitos por mucho tiempo y que sea cuna de fructíferas colaboraciones.
Los editores de OED colaboramos en este número de BolSD con una pequeña reseña dando a conocer la nueva campaña del Proyecto SEDA-WDS. Esta es la portada del nuevo número:

Por otro lado, desde Estados Unidos, los compañeros de la Universidad de Alabama del Sur, acaban de lanzar el número de verano del clásico JDSO, en esta ocasión el Número 3 del Volumen 8, donde se presentan 13 artículos repletos de datos y observaciones.

En fin, que entre nuestro OED9 de hace unos días, el número 2 de BolSD, JDSO y la circular número 20 de la Sección de Estrellas Dobles de la Webb Society (publicada en marzo) tenemos una interesante y abundante lectura para saborear durante este verano. A disfrutar. Ad Astra.

lunes, 25 de junio de 2012

OED9

Pues sí, una vez más, puntuales, y en la fecha prevista, anoche lanzamos un flamante nuevo número de El Observador de Estrellas Dobles: el 9. Parece mentira cómo pasa el tiempo... Una vez más, no hemos podido limitar el número de páginas a las 100 que teníamos previstas: la cantidad de artículos recibidos nos ha llevado a sobrepasar el límite de nuevo, y con creces. Los editores estamos muy orgullosos de la nueva criatura y apostamos que será muy interesante para el ya dilatado grupo de lectores internacionales que siguen la revista.
En cuanto al contenido, creo que es de sobresaliente y sería difícil destacar algún trabajo sobre otro. Digno de mención es la publicación de casi 400 nuevas dobles de alto MPC cosechadas en un survey llevado a cabo por mis colegas Antonio Agudo, Rafael Benavides y Juan Luis González Carballo. Además es el primer gran survey publicado en OED. Muy entrañable para mí, es también un artículo firmado por Francisco Rica, en el que se muestran y se estudian las estrellas dobles descubiertas por el maestro Comellas a lo largo de su carrera como observador. La idea es que estos pares sean reconocidos por el USNO y que pasen a ser incluidos en el WDS a modo de reconocimiento histórico y merecido a su labor. Asímismo, entre los artículos estrella está la entrevista a nuestro querido Florent Losse: el amigo francés. Pero para no pecar de mencionar a unos y omitir a otros, os dejo una captura del índice de este número. No me extiendo más, juzgad vosotros. ¿Cómo? Sencillo: Descargando OED9 y leyéndolo con avidez desmesurada. Feliz verano y buenos cielos. Ad Astra.


jueves, 24 de mayo de 2012

EN BREVE...

lunes, 21 de mayo de 2012

LEONOR Y FERNANDO: TANTO MONTA...

Hace tiempo que no acudía a este espacio para contar cosillas. La razón: motivos de salud -de mala salud- me han tenido fuera de órbita durante este mes y pico. Afortunadamente, todo va volviendo a su cauce y la normalidad está entronándose de nuevo en mi vida. Eso sí, con una nueva lección aprendida: uno es vulnerable y hay que cuidar y mimar más el soporte físico que nos permite disfrutar de esta vida maravillosa. Borrón y cuenta nueva.
 
 
En cuanto a los protagonistas de esta nueva entrada, sí, me refiero a Leonor Ana Hernández y a Fernando Fonseca, nuestros entrañables Astronómadas. La infatigable pareja visitó Valladolid este fin de semana para impartir un taller de dibujo astronómico, siendo esta actividad una de las programadas dentro de la Semana de la Astronomía Práctica, organizada por Syrma. Ha sido un placer enorme el volver a reencontrarme con Leonor y Fernando, a quienes no veía desde el pasado Congreso Estatal de Astronomía de Madrid.
El taller de dibujo se ha celebrado en dos sesiones, una el viernes por la tarde en la Facultad de Ciencias y otra, el sábado por la mañana, en las aulas de un centro cívico municipal cercano. Como curiosidad, lo que ahora es el Centro Cívico Esgueva, otrora fue la entrada a la antigua cárcel vallisoletana.
Momentos previos al inicio del Taller de Dibujo Astronómico.
Leonor en plena faena la tarde del viernes.

Centro Cívico Esgueva, cárcel vallisoletana hasta 1985.

La sesión del sábado por la mañana se dedicó al dibujo lunar.

Un receso a media mañana. Al fondo, Leonor, seguía haciendo las delicias de los participantes con sus anécdotas y sus experiencias.


Tengo que destacar la maestría de los ponentes a la hora de acercarnos al dibujo astronómico. Puedo dar fe de que todos los que participamos hemos quedado tocados por el duende y tarde o temprano acabaremos por hacer alguna incursión en esta disciplina. Han sido dos veladas magníficas en las que Leonor y Fernando han echado sal a nuestra quizá dormida  (sobre todo hablo por mí) observación visual.  Esta pareja transmite entusiasmo y ganas de salir a observar. Son increíbles y la vez llanos, sencillos y accesibles, amén de grandes expertos en observación visual, donde la Luna ocupa buena parte de sus horas de observación. En este sentido, Leonor reivindicó la observación de nuestro satélite y nos contó un montón de cosas interesantes, muchas desconocidas para mí,  sobre la observación lunar. De hecho, la sesión del sábado estuvo dedicada con exclusividad al dibujo de la Luna. En fin, una gozada esta actividad y un gran acierto por parte de mis compañeros el haber invitado a los mejores.



Cómo no, también tuvimos parte práctica en la clase del viernes y aquí os dejo mi versión de NGC 1365 junto al modelo original. La verdad es que quedé muy satisfecho con  mi primer dibujo de cielo profundo.


Galaxia NGC1365 en Fornax que sirvió de modelo para la práctica de dibujo.
Mi "NGC1365" particular, escaneada y en negativo. Puede verse que fui muy comedido en cuanto al brillo de la galaxia en sí para no "pasarme" y me quedé corto.

Leonor, Fernando, un placer haber compartido con vosotros estas horas en Valladolid. Muchas gracias por todo. Hasta la próxima. Ad Astra.

martes, 3 de abril de 2012

CONFERENCIA Y OBSERVACIÓN EN EL OACP

El viernes 30 de marzo acudí a Renedo de Esgueva -un pueblecito muy cercano a Valladolid- invitado por el Club de Montaña y Senderismo La Esgueva, con el objeto de impartir una charla divulgativa sobre astronomía observacional en las instalaciones de su sede social. Pero es que, además, la actividad era todavía más ambiciosa, pues el plan consistía en asistir a una observación en vivo a mi observatorio si el tiempo lo permitía.
Me sorprendió la asistencia de púbico, muy numerosa, y muy familiar. Lo de familiar en el más amplio sentido de la palabra: padres e hijos de corta edad, todos montañeros o senderistas, todos conocidos y en un ambiente de gran camaradería que llamaba la atención. Además, acudieron varios amigos de mi entorno que fueron recibidos con los brazos abiertos por los socios del club. A nivel personal debo resaltar el gran interés de todos los asistentes sin importar la edad. Quiero decir que la charla -que se alargó hasta las diez de la noche y por espacio de una hora y tres cuartos- fue tremendamente dinámica e interactiva. Constantemente se sucedían preguntas para profundizar en algún punto o tema explicado por mi parte. Debo recalcar que fue una delicia sentir que lo que uno estaba relatando calaba en la audiencia a la perfección y sobre todo me gustaría ensalzar las preguntas de los más pequeños, niños y niñas en torno a los diez años, siempre muy acertadas y motivadoras, como corresponde a las mentes abiertas de los más pequeños; esos que tienen el don de poner el dedo en la llaga de una forma innata y natural. En definitiva, me llevé una impresión magnífica y viví una charla muy diferente a las habituales y para mí muy enriquecedora. Me consta que quedaron satisfechos y se habló de repetir más actividades de este tipo en un futuro.
Os dejo un par de imágenes tomadas al final de la disertación donde aparece parte del grupo. No tengo ninguna tomada durante la charla en sí: todo fue tan fluido que ninguno nos acordamos de usar las cámaras de fotos. En la segunda, me podéis ver con el flamante chaleco rojo montañero con  el logo del la agrupación que me regalaron. ¡Muchas Gracias!
Aún quedada la segunda parte: la observación. La verdad es que es cielo se estropeó considerablemente, había una bruma sucia que empañaba incluso las estrellas más brillantes. Sin embargo, me dio pena que después de una charla tan amigable no pudiéramos rematar el plan previsto. Por lo tanto, emplacé a todos para ir al OACP. Yo me adelanté para hacer todos los preparativos necesarios. Entre ellos, además de poner a punto el observatorio con la CCD, instalé el Newton 150 motorizado en el exterior para que pudieran observar también en visual. Mientras tanto, todo el grupo, aún en Renedo, dieron buena cuenta de algunas viandas y alimentos. Por cierto, a mí no me dio tiempo a ingerir algún tentempié  y tuve que aguantar con las pocas energías que me quedaban de la comida de mediodía. !Toda sea por la astronomía!
Los observadores llegaron  a la hora acordada: sobre las 23:15 más o menos y no conté los integrantes pero creo que serían más de veinte personas entre adultos y niños. Como digo, la noche estaba fatal, e incluso hubo al principio rachas de viento molestas. El Gran Carro apenas se distinguía por la bruma y me fue imposible hacer un repaso de las constelaciones de primavera con el láser. Finalmente la observación consintió en lo único más o menos visible: la Luna en cuarto creciente a varios aumentos, Marte y cómo no, mi entrañable Mizar para que pudieran ver su primera estrella doble. Todos los objetos fueron también observados mediante la CCD en el interior del observatorio: una forma de comparar la observación visual y la digital a gran aumento. Quedó en el tintero la observación de algún Messier de los muchos que son visibles en el cielo primaveral, pero la noche no dio para más. Aún así, la sesión se alargó hasta las dos de la madrugada. Los visitantes tuvieron la necesaria paciencia para esperar cola al telescopio o entrar al observatorio y en tanto en cuanto procuré contar cosillas amenas sobre los telescopios, las técnicas de observación y responder a otras tantas preguntas que me hicieron. Incluso hablamos de agujeros negros, materia y energía oscuras, Big Bang y otros temas cosmológicos.
Quizá esta imagen represente a la perfección ese espíritu de la noche que vivimos: varias generaciones bajo el cielo estrellado. ¿No es una maravilla?

 
Para terminar, mi visón personal de la actividad es que lo pasé en grande y me gustaría que este sentimiento fuera extensivo a los participantes.  Uno lo da todo cuando se palpa el interés y la capacidad de sorpresa de los que escuchan. Lo que sí tengo claro es que a partir de ahora tengo un gran grupo de nuevos amigos con los que a buen seguro seguiré manteniendo contacto en la media que mi tiempo libre lo permita. Mi agradecimiento a mi colega Arturo Martínez (Arthur) que fue el nexo para establecer contacto con Elena Fraile, promotora y organizadora de este taller de astronomía -una mujer encantadora, de trato amable y fácil- con quien he planificado todo el evento. Muchas gracias a todos y hasta la próxima. Un fuerte abrazo.
Os dejo un par de fotos posando ante la cúpula del OACP. Los niños ya cansados se habían refugiado en los coches a esta hora por el cansancio acumulado y un par de familias ya habían regresado a casa. Ad astra.

domingo, 1 de abril de 2012

HA NACIDO IL BOLLETTINO DELLE STELLE DOPPIE

Me es muy grato comunicar que el primer número de esta nueva publicación italiana sobre estrellas dobles ya está disponible on-line para su descarga. Mi más sinceras felicitaciones para los editores, Giuseppe Micello y Antonio Adigrat, quienes han hecho un gran esfuerzo para que el primer ejemplar de la nueva revista salga en la fecha prevista.  Desde hace unos meses, desde OED hemos venido apoyando y siguiendo este proyecto y ayudando en lo posible a nuestros compañeros italianos. BolSD, será el código bibliográfico asignado por ADS para la revista, y estoy convencido que en poco tiempo estas siglas serán conocidas en todo el mundo.
Auguro un gran futuro para esta publicación hermana, como vehículo para dar a conocer excelentes trabajos sobre estrellas dobles. Podéis descargar el pdf del número 1 en el sitio web de la revista.  Mis felicitaciones también a mis colegas Francisco Rica y Alejandro Garro por haber colaborado con dos artículos en este número inaugural. Larga vida para BolSD. !Enhorabuena compañeros! Ad Astra.

martes, 13 de marzo de 2012

¿CÓMO HEMOS LLEGADO HASTA AQUÍ?

La semana pasada arrancamos en Syrma la "nueva temporada" de nuestras queridas charlas de los viernes. Tuvimos la suerte de contar con un conferenciante de excepción: José Guillermo Sánchez León, quién vino a visitarnos desde Salamanca donde es profesor en la Universidad. Físico, matemático, ingeniero... el currículum profesional de este hombre es impresionante, y además, es un magnífico divulgador de la Ciencia y, cómo no, astrónomo aficionado. Su talante es llano y sencillo y resulta tremendamente fácil conectar con él. Tras mediar unas palabras, uno tiene la sensación de que se le conoce de toda la vida. A partir de aquí la conversación fluye por sí sola y sin esfuerzo: una delicia. Por cierto, hablando con él me enteré de su interés hacia las estrellas dobles, e intuyo que nuestro contacto se alargará en el tiempo.

La asistencia de público fue notable y Guillermo nos deleitó con una charla magnífica titulada ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?. Durante una hora (fugaz, gracias a su buen hacer y decir) hizo un repaso del conjunto de hechos extraordinarios que han permitido el desarrollo de la vida inteligente en nuestro planeta. Según rezaba una de sus diapositivas "La existencia de vida inteligente, como la humana, requiere una concatenación de hechos altamente improbables. En particular la existencia de un planeta excepcional: la Tierra". Son muchos los factores que, coincidentemente, a lo largo de miles de años han permitido que hayamos llegado hasta aquí. Si uno de esos factores, tan solo uno, hubiera fallado, muy probablemente ninguno de nosotros existiría. Veamos. La existencia de un sol de segunda generación dotado de un sistema planetario; su posición privilegiada en una zona no demasiado turbulenta de la Galaxia; que uno de esos planetas rocosos en órbita se sitúe a la distancia idónea de la estrella (lo que hoy llamamos zona de habitabilidad) y donde la existencia del agua líquida no sea un problema; que su estructura, tamaño y temperatura, en combinación con una larga vida estable de su estrella madre, pueda permitir el desarrollo de vida compleja durante mucho tiempo; que el núcleo del planeta no sea un núcleo inerte y que propicie la existencia de un campo magnético capaz de protegerlo de las agresiones electromagnéticas externas;  la coexistencia del planeta con una luna gigante en interacción gravitatoria; la existencia de planetas gigantes (Júpiter, Saturno) en el mismo sistema planetario que, a modo de un sistema "linfático", frenen y eventualmente absorban potenciales cuerpos en trayectoria de colisión; que el número de extinciones masivas haya sido bajo y, en cualquier caso, éstas hayan favorecido a algunas especies en relación a otras (la extinción de los dinosaurios permitió el posterior desarrollo y la supremacía de mamíferos más pequeños, entre ellos los primates, de quienes procedemos);  finalmente, que la selección natural (adaptación) más el azar (mutaciones) permitieran el éxito del homo sapiens.

Como vemos, no ha sido un camino fácil, y hay que hacer notar que hemos tenido mucha suerte. La última diapositiva de la presentación Guillermo hacía referencia a este hecho:
En nombre de Syrma y el GUA, nuestro agradecimiento por visitarnos y hacernos pasar una muy entretenida y, sobre todo, reflexiva jornada. Gracias Guillermo.
Foto de recuerdo: algunos de los socios de Syrma posando junto a Guillermos Sánchez León (en el centro de la imagen abajo).
Antes de finalizar, me gustaría dejaros un poema de mi admirado Alberto Cortez que encontré, curiosamente, pocos días antes de la charla. Pienso que sería un buen colofón para esta crónica y para el tema tratado. Se llama Soy un ser humano. Ad astra.
"Más allá de cualquier ideología...
más allá de lo sabio y lo profano,
soy parte del espacio, soy la vida
por el hecho de ser un ser humano.
Yo soy el constructor de mis virtudes
como lo soy, a la vez, de mis defectos;
torrente inagotable de inquietudes...
genial contradicción de Lo Perfecto.
Yo puse las espinas en la frente
los clavos en los pies y en ambas manos...
después rompí a llorar amargamente
la muerte irreparable de mi hermano.
Por mí se hace polémica la duda...
¿Quién soy?, ¿a dónde voy?, ¿de dónde vengo?...
a través de los tiempos, tan aguda,
que con ella renazco y me sostengo.
Soy el que abrió la caja de Pandora
que guardaba los males del planeta.
No escapó la esperanza... ¡En buena hora!
por ella sobrevivo y soy poeta.
Yo soy quien ha creado las prisiones,
la lucha fratricida y la injusticia,
más también he inventado las canciones
y el encanto sutil de una caricia.
En nombre de mi dios, soy asesino,
embustero, fanático y tirano;
desafiando las leyes del destino
tengo sangre de siglos en las manos.
Más también en su nombre soy la rienda
que consigue domar a tanto potro...
Sería, sin un orden, la merienda
de comernos los unos a los otros.
Soy el poder, que condena los instintos
naturales del hombre, mi censura
reptando por oscuros laberintos
impone la moral de su estatura.
Yo soy un individuo entre la masa...
La coincidencia, es sólo un accidente...
Busco esposa, doy hijos, tengo casa,
soy la opción de un cerebro inteligente.
¿Qué vale más, inquietud de mi existencia,
cuando llegue el final y quede inerte?
¿El arte, por fijar mi trascendencia
o el eterno misterio de la muerte?.
Por todo, más allá de ideologías...
más allá de lo sabio y lo profano...
soy parte del espacio, soy la vida
por el hecho de ser un ser humano."

sábado, 4 de febrero de 2012

PROYECTO BDA EN GEDRAA

Hoy me he llevado una inmensa alegría al leer en el foro de mis amigos argentinos de GEDRAA que están preparando el lanzamiento de una iniciativa de observación y estudio interesantísima. Se trata del Proyecto BDA (Búsqueda de nuevas Dobles Australes). No será preciso dar más detalles pues, a continuación de mis palabras, insertaré el manifiesto del proyecto, extraído del propio foro, y que publico aquí con el beneplácito del promotor principal, Alejandro Garro. En el documento se sientan las bases y los objetivos de BDA.
Me gustaría recalcar el carácter totalmente autónomo del proyecto; me refiero a que ha sido concebido en su totalidad en el seno de GEDRAA, hecho que me llena de satisfacción y orgullo al comprobar que mis colegas ya están empezando a volar solos. Siempre tuve claro (y así lo he expresado varias veces en éste y en otros medios) que su afán, diligencia y dinamismo a la hora de encarar nuevos retos, y que más pronto que tarde, serían los responsables de hacer eclosionar su potencial observador con brío y decisión. Mi enhorabuena tanto a los responsables de coordinar esta iniciativa, como a los participantes en la nueva empresa (hasta ahora ya son diez los interesados en colaborar). Por supuesto, tal y como es vuestro deseo, estaremos encantados de publicar los resultados obtenidos en las páginas de OED. Asimismo, no hace falta decir que desde este lado del charco contaréis con todo el apoyo y la eventual asistencia que necesitéis. Venturoso vuelo y muchos éxitos, amigos. Ad Astra.

Proyecto BDA (Búsqueda de nuevas Dobles Australes)
Resumen
 El presente proyecto se orienta a la capacitación de aficionados, experimentación y búsqueda de nuevas estrellas dobles en el hemisferio celeste sur mediante encuentros virtuales por Internet, trabajos individuales y grupales utilizando software, y observaciones astrométricas utilizando el/los telescopios de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre (EABA Córdoba, Argentina).
 En una primera fase proyectada para 3 meses los aficionados tendrán encuentros virtuales para adquirir los conocimientos básicos en la medición de estrellas dobles, manejo elemental de catálogos (y su visualización) y software para astrometría, y, finalmente, un análisis astrofísico básico (paralaje espectroscópico) para determinar si los componentes se encuentran aproximadamente a la misma distancia. Para el entrenamiento se utilizarán estrellas dobles conocidas.
 En una segunda etapa (otros 3 meses), se distribuirán entre los participantes candidatas a probable estrellas dobles obtenidas con el software Buscador de Dobles de la RAA. Conjunta e individualmente, los participantes realizarán la visualización y análisis de la información de catálogos y análisis astrofísico.
 Paralelamente (o posteriormente, dependiendo de la disponibilidad), se realizarán observaciones astrométricas mediante fotografías en el EABA con el objeto de confirmar el posible descubrimiento (o descartarlo) analizando valores como posición y separación angular y movimientos propios.
 Finalmente, en caso del hallazgo de nuevas estrellas dobles con mérito de ser catalogadas en WDS, se producirá un(os) artículo(s) a nombre del descubridor(es) (a quien se le asignó el par descubierto) donde se mencionará la metodología y soporte de GEDRAA, además de la participación de EABA facilitando los equipos e instalaciones astronómicas para la confirmación del descubrimiento. (Las publicaciones tratarán de ser publicadas en El Observador de Estrellas Dobles y en español).
 Objetivos
 a) Expandir el número de aficionados en la RAA con capacidad para hacer astrometrías
 b) Compartir con los aficionados de la RAA los avances y herramientas que se han alcanzado en materia de dobles.
 c) Abrir la posibilidad a los participantes de convertirse eventualmente en descubridores
 d) Fortalecer el vínculo con el OAC y aprovechar el acceso a sus facilidades .
 e) Fortalecer el vínculo con el OED y sus integrantes.
f) Intensificar el estudio de dobles en los cielos del hemisferio sur celeste
 g) Fortalecer la camaradería y aprender mucho en el camino.
 Material y Método
 Se utilizarán herramientas de internet para los encuentros virtuales, herramientas para visualización de imágenes e info de catálogos en línea, software para búsqueda de candidatas, software para astrometría de dobles y astrometría en general, charlas y debates interactivos por internet, observaciones en el EABA y, apoyo grupal en la elaboración de los eventuales papers.
 En caso de no poder confirmar descubrimientos de estrellas binarias, los papers se confeccionarán como descubrimiento de Nuevas Dobles de Movimiento Propio Común (también para ser incluidas en el WDS).
 Finalmente, el GEDRAA/RAA confeccionará una memoria con los resultados del proyecto identificando los beneficios obtenidos, dificultades encontradas, desafíos y hallazgos, valorando las metodologías y material utilizados.


martes, 31 de enero de 2012

Il Bollettino delle Stelle Doppie

Giuseppe Micello y Antonio Adigrat, dos compañeros doblistas italianos, están preparando el lanzamiento de una nueva publicación periódica y específica sobre estrellas dobles. La noticia me ha llegado de primera mano a través de uno de los promotores, Giuseppe Micello, quien hace unos días me pedía asesoramiento -en calidad de mi papel como coeditor en OED- en cuanto a  la mecánica y el procedimiento para la edición y publicación de una revista de este tipo.
Il Bollettino delle Stelle Doppie, nombre elegido para el nuevo journal, será editado en italiano y distribuido como es habitual en formato electrónico (pdf). La idea de los editores es canalizar oficialmente las observaciones y los trabajos de los doblistas italianos, tradicionalmente devotos de esta parcela de la astronomía. Está previsto que la aparición del primer número se produzca a abril o julio de 2012, si bien estas fechas podrían alterarse en función del número de artículos recibidos. Il Bollettino cuenta ya con su propia página web, lugar donde los promotores, por el momento, dan noticia del nuevo proyecto e invitan a los observadores a que envíen trabajos para publicación.
Desde OED (y hablo ahora en mi nombre y en el de mis compañeros Juan Luis González Carballo y Rafael Benavides) apoyamos al cien por cien el nacimiento de este magazine, pues sin duda redundará en beneficio de todos y de manera prioritaria en la astronomía de las estrellas dobles. La comunidad internacional de doblistas no profesionales dispondrá así de un más amplio abanico de publicaciones especializadas donde dar salida a sus observaciones, destacando el hecho de poder hacerlo, si ese es el deseo, en sus respectivas lenguas nativas: OED (castellano), The  Webb Society Double Star Section y JDSO (inglés), O & T (francés) y a partir de ahora también en italiano con la aparición de BSD -siglas con las que apostamos será conocido Il Bollettino delle Stelle Doppie-.
Paralelamente, los mismos coordinadores están trabajando en el Progetto Stellarum Duplicium, una iniciativa encaminada a la realización de observaciones sistemáticas de estrellas dobles y múltiples, explotando, en principio, el potencial observacional de los amateurs italianos, aunque la empresa no es restrictiva y también se dará cabida a la colaboración internacional. Nos llena de orgullo -según sus propias palabras- que tanto El Observador de Estrellas Dobles como el Proyecto SEDA-WDS hayan servido de referencia e inspiración para el arranque de esta nueva singladura italiana.
Auguramos mucho éxito para esta aventura y alentamos con nuestro apoyo incondicional a los editores. Con seguridad, Il Bollettino tendrá una excelente acogida y perdurará por mucho, mucho tiempo. Os mantendré informados. Ad Astra.

jueves, 26 de enero de 2012

CONFERENCIA EN LA AAM

El martes 24 por la tarde tuve el placer de desplazarme a Madrid, invitado por la Agrupación Astronómica de Madrid (AAM), para impartir una de sus tradicionales charlas de los martes. Al fin puede conocer su flamante nueva sede, estrenada recientemente, situada en la calle Albendiego 22, muy cerquita de la Plaza de Castilla. Desde aquí, mis felicitaciones a la Directiva y a todo el grueso de socios por los locales tan excelentemente acondicionados. Una vez más se demuestra que el esfuerzo conjunto tiene sus recompensas. Que disfrutéis durante muchos años del nuevo punto de reunión y encuentro.
Acudí a la Capital acompañado por mi hijo Adrián (mi reportero gráfico oficial) y desde la estación de AVE, en Chamartín, fuimos dando un paseo hasta la sede de la agrupación, sin duda animados por la suave temperatura madrileña.
Ya en nuestro destino y mientras preparaba la parafernalia para la charla, recibí una llamada telefónica de mi colega Francisco Rica: qué gusto da ver que los amigos se interesan por las actividades de uno: gracias por el detalle, Paco, estas cosas siempre estimulan positivamente.
Quedé gratamente sorprendido por la inmejorable asistencia de público, que llenó prácticamente el local. Entre los asistentes puede saludar a dos colegas del GED, el Grupo de Estrellas Dobles de la AAM: Ángel Manuel López y Fran Caleya. También me reencontré con varios miembros de la Junta Directiva, a quienes conocí durante la pasada edición del Congreso Estatal de Astronomía y con el entrañable Ángel Gómez Roldán, director de la revista AstronomíA. Puede decirse que estuve arropado desde fuera y desde dentro, y por tanto me sentí muy a gusto y relajado.
El tema que preparé para la charla versó sobre la técnica de la interferometría speckle aplicada a la medición de estrellas dobles cerradas, desde la perspectiva no profesional. Es bien sabido que este procedimiento de reducción ha sido parcela exclusiva de los profesionales hasta hace bien poco. Sin duda, el punto de inflexión a este respecto viene de la mano, por un lado, del avance tecnológico de nuestros días, vehículo eficaz que ha popularizado y abaratado ordenadores potentes, telescopios de diámetros grandes y cámaras CCD cada vez más rápidas y sensibles; y por otro, el disponer desde hace un par de años de un software especializado que haga el procesamiento de nuestras imágenes mediante interferometría speckle: me refiero a Reduc v4.6 creado por mi colega francés Florent Losse. Para no extenderme demasiado os remito a la web del autor, donde encontraréis un excelente artículo sobre este tema y además recientemente traducido al castellano por Nacho Novalbos.



Mostrando el número 63 de la entrañable Tribuna de Astronomía (febrero de 1991), curiosamente el primer ejemplar que compré. La razón de este inciso durante la exposición es un artículo contenido en sus páginas y que me impactó hace ya 21 años: Cámaras CCD, la revolución llega a la astronomía amateur, firmado por Arturo Ramírez-Montesinos. Fue la presentación oficial en España de unos nuevos chips digitalizadores que acoplados a un telescopio permitían registrar imágenes digitales con la asistencia de microordenadores. Aquello me pareció el futuro de la observación astronómica y efectivamente las palabras visionarias del autor del trabajo en cuestión se han cumplido con creces. Esta mirada retrospectiva me sirvió para poner en su sitio la tremenda importancia de las cámaras CCD en la astronomía, pues su explotación ha permitido que los amateurs hayamos escalado peldaños observacionales impensables, como digo, tan solo hace un par de décadas.
En la actualidad son pocos los amateurs que trabajan con la técnica speckle, pero estoy convencido de que el número de adeptos crecerá geométricamente en poco tiempo. Telescopios a partir de 300 mm de abertura, cualquier CCD moderna comercial no excesivamente sofisticada, Reduc: tenemos la receta y los ingredientes de buena calidad; hagamos un plato exquisito, valga el símil culinario.

A lo largo de la exposición senté las bases de la técnica speckle, explicando con cierto detenimiento las trascendentes implicaciones de la turbulencia atmosférica sobre la aplicación del método. De hecho, es la temida turbulencia la creadora de esos racimos de pequeños puntos -los speckles- en los que se convierte una imagen estelar sobre el foco de un telescopio de gran diámetro, una vez que la luz que nos llega del astro haya atravesado ese medio no homogéneo, y por tanto distorsionador, que es la atmósfera terrestre. Seguidamente, hablé de los tratamientos básicos que hay que hacer sobre las imágenes de corta exposición para reconstruir la imagen original, tal y como si los efectos del medio atmosférico desaparecieran (y por tanto restaurando el poder resolutivo nativo del instrumento): para ello es preciso abandonar temporalmente el dominio espacial y tratar la secuencia de imágenes con los patrones speckle en el dominio frecuencial utilizando el análisis de Fourier. El resultado, volviendo de nuevo a los dominios espaciales será el autocorrelograma, es decir, una imagen reconstruida del par de estrellas en estudio y que ha sido rescatada con éxito de esos aparentemente caóticos enjambres de speckles. ¿Complicado? En absoluto, Reduc hace el trabajo duro rápida y objetivamente. Para demostrarlo y paliar un poco el carácter quizá excesivamente técnico de la charla, realicé un demostración en vivo con Reduc usando imágenes reales amablemente cedidas para esta sesión por Florent Losse quién, además, me ha facilitado gran parte del material técnico y gráfico usado en mi presentación. Mi agradecimiento más sincero.


Mostrando en vivo las excelencias de Reduc v4.6.
La tarde pasó volando, tanto, que llegamos justos para coger el tren de vuelta a Valladolid. Agradezco que Ángel Manuel López nos acompañara en Metro hasta la estación, de otra manera no hubiéramos llegado a tiempo. Me traje un sabor de boca excelente y un buen puñado de nuevos amigos. Gracias a todos. Ad Astra.

viernes, 6 de enero de 2012

DISPONIBLE EL NÚMERO 8 DE OED


Fiel y puntual a su cita aparece el n.º 8 de El Observador de Estrellas Dobles. Y con el nuevo año 2012 se inicia ya su cuarto año de existencia.
La revista viene en este número cargadita (más que nunca: son 167 páginas, casi el doble que en el n.º 1) de contenidos interesantes que conviene leer con calma para disfrutarlos como merece. Un amplio repertorio de trabajos en el que nuestros colaboradores han demostrado su buen hacer. Además, intentando diversificar los contenidos, hemos creado alguna nueva sección que esperamos que os guste.
Por si fuera poco, hemos mantenido en secreto una gran noticia para nosotros: como podéis ver en portada, Brian D. Mason, del Observatorio Naval de Estados Unidos, se ha unido al grupo de colaboradores de la revista y ha querido publicar un interesante artículo sobre los proyectos que, relacionados con las estrellas dobles, se desarrollan en el USNO. Todo un honor que haya contado con nosotros para comentarnos los pormenores de esa institución que es un referente para todos los aficionados a las dobles.
Pero también presentamos otras firmas de lujo… como la de David Galadí, a quien muchos de vosotros conoceréis por sus libros y por su labor divulgativa, así como por su lucha contra la contaminación lumínica (además de ser astrónomo del Observatorio de Calar Alto). Igualmente agradecemos a David su gentileza al contar con nosotros. O la de los compañeros doblistas del O.A.G., que nos cuentan los pormenores del interesante survey que están desarrollando con un amplio equipo de colaborados y que tan buenos resultados está dando.
Y, como siempre, una buena variedad de artículos: de observaciones (presentamos varios centenares de nuevas medidas que serán incluidas en breve en el WDS, incluso varios descubrimientos de nuevas dobles), de metodología, de estudios astrofísicos… la lista de colaboradores es amplia y generosa en ese sentido.
También presentamos los resultados de la pasada campaña del Proyecto SEDA-WDS (tanto boreal como austral), así como las nuevas campañas para el primer semestre de este recién estrenado 2012.
Por si fuera poco, nos hemos animado a presentar una nueva sección que seguro que os gustará: ”¿Por qué observo estrellas dobles?. Pues bien, en esta primera entrega ha sido nuestro querido Ignacio Novalbos (muy presente, afortunadamente, en este número) el que responde a tal cuestión.
En definitiva, como decíamos al comienzo, un número muy jugoso que significa la consolidación de OED como un referente nacional e internacional en el campo de las estrellas dobles. Esperamos que lo disfrutéis.
Por mi parte, colaboro con un artículo biográfico sobre Stein donde analizo su vida y obra en lo referente a las estrellas dobles astrográficas que descubrió. También presento la cuarta serie de medidas realizadas en 2010 en mi observatorio, incluyendo 21 pares nuevos encontrados durante las tareas de reducción de las imágenes.
Podéis descargar este número 8 en el sitio habitual.
De nuevo damos las gracias a todos los colaboradores por hacer posible esta aventura. Feliz 2012. Os deseamos cielos bien oscuros y llenos de estrellas (si son dobles… ¡mejor!). Ad Astra.